Primer viernes de protestas en Argelia tras la suspensión de las elecciones presidenciales

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cientos de miles de personas reclaman este viernes un cambio de régimen en Argelia. En todo el país se suceden manifestaciones masivas, desde esta mañana, contra la prolongación del mandato del presidente, Abdelaziz Buteflika. Es el cuarto viernes consecutivo de protestas pacíficas, una contestación social sin precedentes desde hace más de 30 años.

Personas de todas las edades, género y condición social inundan las calles de Argel, Orán, Constantina, Annaba, Bejaia, Tizi Uzu, Bumerdes y otras ciudades del país enarbolando la bandera verdiblanca nacional y en un ambiente cuasi festivo. Corean consignas contra Buteflika, el anterior primer ministro, Ahmed Uyahia, y sus sucesores recién nombrados Nuredin Bedui y Ramtane Lamamra. “¡Selmiya, selmiya [pacíficos, pacíficos]!”, exclaman haciendo votos de serenidad.

En la capital, la policía ha cedido el paso a la marea humanaque marchaba por el céntrico bulevar Mohamed V en dirección al palacio presidencial de El Muradia, pero finalmente los antidisturbios han impedido a los manifestantes aproximarse al complejo, símbolo del poder que las protestas pretenden derrocar.

Mientras, Buteflika continúa este viernes perdiendo apoyos. El último podría darle la puntilla. Un importante dirigente del Frente de Liberación Nacional (FLN, el partido al que pertenece el presidente y que gobierna ininterrumpidamente desde la independencia, en 1962), Hocine Jeldun, ha declarado que Buteflika “ya es historia”. Jeldun, quien ejerció como portavoz del FLN, es el dirigente de más alto rango que rompe públicamente con el anciano y enfermo presidente.

El lunes, siete figuras de la formación dimitieron de sus cargos. A ello se suman las disidencias en otras estructuras pilares del Estado, como los jueces y magistrados, un importante sector del principal sindicato y una parte de los imames. Un importante clérigo, Mohamed Abdelkader, ha lanzado este viernes un mensaje de paciencia a los manifestantes desde el púlpito: “Seamos optimistas. Argelia necesita superar la crisis”.

Después de anunciar su intención de presentarse a la reelección, Buteflika dio marcha atrás cediendo a la presión de la calle el pasado lunes y retiró su candidatura. Pero al mismo tiempo, suspendió las elecciones presidenciales previstas para el 18 de abril. Anunció un nuevo gobierno y la formación de una conferencia nacional para estudiar los próximos pasos. Desde mediados de febrero decenas de miles de manifestantes piden diariamente el fin del régimen. Las concesiones de Buteflika no han acallado las protestas, en las que participa tanto la sociedad civil como la oposición política. Rechazan al nuevo gobierno y, de momento, no tienen intención de dialogar con el poder.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.