Theresa May se despide como primera ministra en Escocia advirtiendo de que un Brexit sin acuerdo pondrá en peligro la “unión”

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Theresa May eligió a conciencia el lugar y el mensaje para el que probablemente sea su último discurso oficial como primera ministra. La ‘premier’ se desplazó a Escocia para advertir a los dos candidatos a su sucesión, Boris Johnson y Jeremy Hunt, que un Brexit “sin acuerdo” puede poner en peligro la integridad del Reino Unido.

“Tengo la confianza en que, quien quiera que sea mi sucesor, pondrá explícitamente la unión como su prioridad”, dijo May, que recordó al futuro primer ministro que trabaje sobre “todo lo hecho estos tres años para reforzar el Reino Unido” durante las negociaciones del Brexit.

En una referencia velada a la ligereza con la que los dos candidatos han ondeado en los últimos días la bandera del ‘no deal’, May recordó el peso de la decisión final sobre el Brexit: “El trabajo del primer ministro del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte conlleva privilegios y responsabilidades que sólo se sienten realmente cuando se cierra la puerta negra a tus espaldas”.

May quiso adelantarse un día al debate entre los dos candidatos en Perth, en el que la posibilidad de un segundo referéndum de independencia en el 2020 -tal y como pretende la ministra principal Nicola Sturgeon- estará bien palpitante sobre la mesa.

May dijo que el referéndum de la independencia de Escocia en el 2014 “se celebró con la idea de dejar el asunto cerrado durante una generación”. La ‘premier’ justificó así su negativa frente a las presiones de la ministra principal Nicola Sturgeon, que pretende celebrar una nueva consulta soberanista en el 2020. “Será mi sucesor quien decida qué hacer a continuación”, concluyó May.

May acusó al Partido Nacional Escocés (SNP) de estar “obsionado con la independencia” y de negarse a ver más allá. La ‘premier’ viró finalmente hacia Irlanda del Norte, defendió la “salvaguarda” para evitar el regreso a la frontera dura y advirtió a su sucesor que “respete y no comprometa los Acuerdos de Paz del Viernes Santo”.

La ‘premier’ viajó a Edimburgo precisamente para anunciar larevisión y ampliación de las transferencias a Escocia, Gales e Irlanda del Norte, como contrapunto al Brexit y para mitigar el posible impacto.

La líder independentista y ministra principal Nicola Sturgeoncriticó sin embargo a May por “no haber tenido ningún respeto al Parlamento escocés durante su mandato”. “Será el pueblo escocés, y no una diputada ‘tory’, el que determine el futuro que queremos para nuestro país”, advirtió Sturgeon.

Con Boris Johnson como primer ministro, el apoyo a la independencia subiría al 53%, según las últimas encuestas. La líder conservadora en Escocia Ruth Davidson, que apoya a Jeremy Hunt, ha advertido que la llegada de Johnson a Downing Street sería “una amenaza para la unión”.

Theresa May ha dado por su parte señales de un voto contrario al ‘no deal’ en calidad de diputada, al igual que el actual secretario del Tesoro, Philip Hammond. Fuentes próximas a la ‘premier’ indicaron que su posicionamiento contra el “no acuerdo” -después de especular durante meses con la posibilidad- se forjó durante una visita a la frontera entre las dos Irlandas que le hizo calibrar “el impacto real” del Brexit extremo que ahora apoyan Johnson y Hunt, en un intento de complacer a los 160.000 militantes conservadores que decidirán el nombre del sucesor de May de aquí al 23 de julio.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.