Blinda Ortega a exlíder salvadoreño prófugo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En una maniobra que compromete la diplomacia bilateral, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, otorgó la nacionalidad al expresidente salvadoreño, Mauricio Funes, prófugo de la justicia de su país y acusado por actos de corrupción.

La naturalización, que entró en vigencia el pasado martes, fue autorizada desde el 15 de julio por la Dirección nicaragüense de Migración y Extranjería.

El 1 de septiembre de 2016, Funes junto a esposa e hijos pidieron asilo político en Nicaragua, poco antes de que las autoridades de El Salvador pudieran girar una orden de aprehensión debido al proceso judicial en su contra.

La Fiscalía salvadoreña acusa a Funes de malversar 351 millones de dólares del presupuesto público, en complicidad con familiares, amigos y exfuncionarios de su gobierno (2009-2014).

El pasado abril, además, se le decomisaron 61 propiedades, presuntamente adquiridas con fondos públicos por personas cercanas al expresidente.

“En su afán de blindarse de la justicia salvadoreña, el día de hoy, el nicaragüense Mauricio Funes, el ‘primer presidente’ del cambio se convirtió en nicaragüense”: Nayib Bukele, Presidente de El Salvador.

Funes Cartagena y su hijo Diego Roberto Funes Cañas no sólo gozan del refugio en Nicaragua, también son empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno de Daniel Ortega, con salarios por encima de la paga promedio de un trabajador del Estado que, según el Banco Central, hasta febrero pasado, se situó en 385 dólares al mes.

Funes recibe un salario de 2 mil 684 dólares mensuales desde septiembre de 2017 y su hijo, mil 408 desde la misma fecha. Ambos como empleados de la cancillería en Managua.

El movimiento de Ortega en favor de Funes lo protege de la extradición a El Salvador. El mismo exmandatario escribió en su cuenta de Twitter que el artículo 43 de la Constitución Política de Nicaragua lo protege de los brazos de la justicia salvadoreña.

El artículo 17 de la Carta Magna contempla que “los centroamericanos de origen tienen derecho de optar a la nacionalidad nicaragüense, sin necesidad de renunciar a su nacionalidad, y pueden solicitarla ante la autoridad competente cuando residan en el país”.

Con base en ello, Funes y su familia no renunciaron a la nacionalidad de origen, razón por la cual aún es extraditable, ya que sigue siendo salvadoreño y, por lo tanto, está sujeto a las leyes de su país.

La abogada penalista de Acción Penal, Eilyng Cruz, dijo al diario La Prensa que la nacionalidad nicaragüense “blinda” de momento a Funes, pero en un nuevo gobierno él y su familia podrían ser juzgados en Managua; o revocársele la nacionalidad otorgada.

Horas después de darse el anuncio, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en Twitter, expresó que Funes “acaba de cometer un grave error”.

“Durante todo este tiempo, Mauricio Funes había argumentado que era un ‘perseguido político’ y que por eso estaba asilado en Nicaragua. Ya que el asilo se da, entre otros casos, a los perseguidos.

“Está claro que él sólo está haciendo lo posible porque no lo alcance la justicia. Pero como todos sabemos, ésta, tarde o temprano, llega”, declaró Bukele.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.