La vida de un cyborg

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Si dijera que soy del todo optimista no estaría siendo realista. Pero para decirlo en pocas palabras, no creo que nadie esté realmente preparado para lo que se nos viene encima”
CHRIS DANCY, CYBORG

La vida del estadounidense Chris Dancy se parece más a la de un cyborg que a la de un ser humano. Su gasto de calorías, presión sanguínea, oxígeno, glucosa, ritmo cardiaco, temperatura corporal  y peso… Todos sus parámetros vitales están digitalizados.

Y también su entorno: la calidad del aire que respira, el volumen y tono de su voz, las calorías que ingiere, la temperatura ambiente, la humedad del aire, la intensidad de la luz, el sonido y todo lo que ve, entre otras muchas opciones.

“Soy un cyborg consciente de lo que hago  porque uso la tecnología a mi favor”, asegura Chris en una entrevista telefónica.

Pero ¿qué es un ciborg?

Ciborg o cyborg, es un acrónimo  inglés, formado por ciber, de ‘cibernético’, y org, de ‘organismo’. Es decir, una criatura compuesta de elementos orgánicos y dispositivos cibernéticos, que integra la tecnología digital a su cuerpo con la intención de mejorar las capacidades de su parte orgánica. En otras palabras, es una interacción entre máquina y ser vivo.

El término ciborg fue acuñado por los tecnólogos Manfred E. Clynes y Nathan S. Kline en 1960, para referirse a cualquier ser humano que fuera adaptado para sobrevivir en entornos extraterrestres, donde las condiciones ambientales suelen ser diferentes a las que existen en la Tierra.

Llegaron a esa idea después de pensar sobre la necesidad de  crear una relación más íntima entre los humanos y las máquinas, en un momento en que empezaba a estudiarse la posibilidad de que el hombre tuviera que aventurarse en lo que ahora se conoce como ‘la última frontera’, es decir, la exploración del espacio exterior

‘Me hice cargo de mi cuerpo’

“¿Quién es el verdadero dueño del cuerpo de un cyborg, el ser vivo o la tecnología que lo gobierna?”, le pregunta el entrevistador a Chris Dancy.

“Lo menos que puedo decir al respecto es que, contrario a lo que piensa la mayoría de la gente, convertirme en un cyborg me ha hecho una criatura más humana”.

“Mi interés en la cibernética en realidad surgió hace 10 años.

“Todo comenzó en 2007. Fue entonces cuando me pregunté si sería posible usar la tecnología digital para mejorar mi cuerpo y mi salud”.
“En 2009 comencé a usar los ‘wearables’ (dispositivos que se llevan puestos o que se usan en la vestimenta), hasta convertirme, tres años más tarde, en ‘el hombre más conectado del mundo’, un título que me otorgó la revista de la firma financiera Bloomberg.

‘No soy un robot’

“¿Cómo te sientes con el interés que has generado?”, pregunta el entrevistador.

“Al principio me molestaba la percepción que la gente tenía de mí.

‘¿Eres una máquina o un ser humano?’ , me preguntaban.

“Me incomodaba que me vieran como un robot.

“No soy un robot, es algo que la gente no entendía, pero eso ya no sucede porque ahora todo el mundo anda conectado a smartphones, relojes inteligentes y todo tipo de wearables”, explica.

Dancy tiene cerca de 20 dispositivos conectados a su cuerpo, que le permiten medir sus parámetros vitales a diario, y cientos de aparatos en su casa de Brentwood, Tennessee,  que le ayudan a cuantificar y registrar todo lo que hace.

Su vivienda es una especie de laboratorio tecnológico repleto de aparatos, la mayoría de los cuales no son visibles. “La tecnología imperceptible es mejor que la obvia”, señala.

En él y en su casa, todo está conectado, pero al mismo tiempo camuflado.

‘He ganado por todos lados’

Dancy dice que con este estilo de vida ha ganado en seguridad y salud.
Controlar sus datos vitales constantemente le ha permitido dejar de fumar, perder peso y llevar una dieta más saludable.

Su vida gira en torno a la tecnología. “Todo lo que hago tiene que ver con ella y con la forma en la que estoy expuesto a ella”, declara.

“Tecnológicamente hablando, nadie está preparado para lo que viene”, dice Dancy.

Sin embargo, a pesar de ser un tecnófilo, tiene una visión bastante crítica sobre ciertas cosas.

“La tecnología fue diseñada para facilitarle la vida a la gente, pero ‘útil’ no es lo mismo que ‘conveniente’”, sostiene. “Los smartphones son convenientes y fáciles de usar. Pero no siempre ayudan a la gente. La tecnología debería servir para eso, para ayudar a la gente a ser mejor”.

Dancy quiere transmitir un mensaje de unidad: “Todo el mundo tiene acceso a la  misma información, por lo tanto, no hay necesidad de enfrentarse unos a otros”.

“Cuando nos olvidamos del poder de los datos y de la información, se limitan nuestras opciones”, agrega.

“Tenemos que usar los recursos tecnológicos para estar más conectados con los demás, no sólo con nosotros mismos”, declara.

Lo que hay en el futuro

Y en lo que respecta al futuro, no duda ni un segundo…

“Es obvio. Facebook acaba de anunciar que está desarrollando una tecnología para leer nuestros pensamientos. La inteligencia artificial es el futuro.

“En los próximos cinco años veremos un auge en asistentes personales virtuales.

“La gente tendrá en sus manos mucha tecnología para hacer todo tipo
de cosas y dispondrá de una gran variedad de soluciones digitales”.

El entrevistador le hace a Chris una última pregunta sobre el futuro.

“¿Optimista o pesimista?”.

“Ligeramente más optimista que pesimista”, le responde Chris.

“Si dijera que soy del todo optimista no estaría siendo realista. Pero para decirlo en pocas palabras, no creo que nadie esté realmente preparado para lo que se nos viene encima”.

‘Nadie está realmente preparado para lo que se nos viene encima’, asegura.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.